Consejería de Gobernación y Justicia, Junta de Andalucía
06/06/2013    Revista 2 | Buenas prácticas
Málaga
MEDIACIÓN ENTRE IGUALES. SERVICIO DE MEDIACIÓN EN EL I.E.S. "PORTADA ALTA" DE MÁLAGA
CONTEXTO DEL PROYECTO.
El I.E.S. "Portada Alta" está situado en el barrio Portada Alta de Málaga, zona de alto riesgo de exclusión social (índice 104 sobre 163) y de privación sociocultural, junto a zonas de expansión. La heterogeneidad que presenta el barrio dificulta la integración. El 47% del barrio sufre hacinamiento en su vivienda; también es llamativo el alto índice de familiares adictos a estupefacientes (9%) (Informe Foessa, 2004). La falta de equipamientos culturales, deportivos y recreativos son otro factor a tener en cuenta en la zona

Nuestro alumnado es diverso: el 14,92% pertenece a 24 nacionalidades distintas a la española. Además, otro 10% pertenece a familia gitana. El 12,71% tienen necesidades educativas especiales, contando con un aula específica.
En el centro es de Secundaria con enseñanzas obligatorias, con programa de cualificación profesional inicial, post-obligatorias de bachillerato y formación profesional. Es centro de compensación educativa. Presenta bajos resultados académicos en ESO con medidas específicas de compensación y de convivencia. Acusamos una gran falta de colaboración familiar. Muestra un alto nivel de conflictividad entre iguales, con desarrollo de conductas disruptivas dentro y fuera del ámbito escolar.
El contrapunto a esa situación hay que encontrarlo en la vinculación profesional y personal de un colectivo de profesorado y alumnado que, coordinados por un equipo directivo catalizador y dinamizador de propuestas, ha sabido implicar al resto de agentes sociales en la tarea de la mediación. Las profesoras coordinadoras del proyecto tuvieron el acierto de implementar las actividades de dicho proyecto en el plan diario escolar, haciendo de la mediación no sólo un vehículo idóneo para la resolución de conflictos, sino una seña de identidad del centro que transciende lo curricular para irradiar lo social.
Málaga

¿Por qué este proyecto constituye una buena práctica?

Este proyecto constituye un ejemplo de una buena práctica por su carácter asociativo. Desde los inicios en el año escolar 2004/2005, la práctica de la mediación se ha consolidado progresivamente entre el alumnado de este centro educativo. También el profesorado participa de forma activa en este proyecto, de ahí que este instituto se adhiriera al "Proyecto ARCE inter-centros", lo que ha permitido la cooperación con otros centros educativos en distintos territorios. Por su carácter innovador, pues fue el primer centro de enseñanza de Málaga que puso en marcha estrategias de mediación específicas ante los conflictos en el ámbito escolar. El proyecto es transferible y de hecho se ha trasladado esta experiencia a centros educativos de La Coruña, Asturias y Burgos, trabajando en red, colaborando en la elaboración de materiales específicos es mediación escolar, incluyendo el acceso a la mediación en entornos de mayor accesibilidad a jóvenes, tales como la web del instituto, o un blog específico de mediación. La sostenibilidad está garantizada por la implicación del profesorado, que genera sinergias en la comunidad educativa, implicando al alumnado del centro, constituyendo el equipo de mediación (independientemente de quiénes lo constituyan) una referencia importante en el centro y manteniéndose a lo largo de los años/cursos escolares.

Servicio de Mediación


Responsables del servicio:
Antonio Blanca Pérez. Profesor

Coordinación del servicio:
Jefatura de Estudios del I.E.S. "Portada Alta"

Dirección:
C/ Competa, nº 31. 29007. Málaga

Mail:antonioblanca@gmail.com

Teléfono: 951 29 79 29

Web: www.iesportada.org

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO.


1.  BREVE HISTORIA DEL PROYECTO.


La “Mediación Entre Iguales” fue un proyecto que surgió en el I.E.S. Portada Alta como consecuencia de una respuesta ante la necesidad surgida, en el claustro de profesores, ante un índice excesivamente alto de incidencias disruptivas en el centro y que está actualmente integrada en la vida del Instituto y del barrio. Este proceso está compuesto por un abanico de acciones que giran en torno a  la Mediación: desde la acogida y formación del grupo de mediadores y mediadoras, los protocolos de actuación y seguimiento de los casos, los diferentes niveles de actuación de la mediación, la tipología de los casos y la actuación diferenciada en los mismos, entre otros.

Dicho proyecto ha encontrado, en su camino, otros socios, otros centros sensibles a la misma preocupación y afines a las soluciones que la mediación entre iguales puede aportar a la convivencia en los centros educativos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.  IDENTIFICACIÓN DEL COLECTIVO OBJETO DE LA MEDIACIÓN.


El colectivo al que se dirige la mediación es el alumnado del centro de enseñanza secundaria “Portada Alta” de Málaga.

 

3.  ACTIVIDADES PRINCIPALES DEL PROYECTO.


Surgido ante la necesidad de dar una respuesta al clima de conflictividad existente en el centro, surge, durante el curso 2004/05, la necesidad de iniciar un proyecto que ayudase a encontrar respuestas válidas a dicha situación. Las medidas correctivas y correctoras no daban respuesta adecuada a la situación y, en muchos casos, la empeoraba.

Se inicia el proyecto con una primera fase, que podría llamarse de “concienciación”, en la que el colectivo asume su realidad y decide formar a un grupo de alumnos y alumnas de tercero, cuarto de educación secundaria obligatoria y bachillerato. Veinticinco son los voluntarios y quinces de ellos, acabarán la fase de “formación” de manera satisfactoria.

Dicha fase, la formativa, cuenta con el asesoramiento de un antiguo alumno del centro, experto en mediación, y asisten a la misma, el profesorado implicado en el proyecto y el alumnado participante. Todos bajo la coordinación de una profesora responsable del proyecto en su totalidad.

Tras el desarrollo de estas fases, se procedió a la implementación del proyecto en la vida diaria escolar. Así se desarrollan, de manera paralela a dichas fases, las siguientes actividades reseñables:

A/ Selección del alumnado mediador.

Éste quizás sea uno de las fases más delicadas. No es fácil elegir quién será buen mediador o mediadora; no es fácil medir las cualidades de alguien a quien no conoces; por esto se ponen desarrollan filtros determinantes.

B/ Formación del alumnado con perfil mediador.

Suele durar un mes y se realiza fuera del horario lectivo. Dentro de esta fase de formación, habría que significar algunos momentos nucleares como son:

- La Jornada Inicial de Convivencia, con la que comienza el curso de mediación. Cada uno de los alumnos, alumnas y profesores/as traen algo para comer y, en el patio, a la sombra de sus naranjos, comienza el conocimiento mutuo, el intercambio de ideas y la puesta en común de “visiones mediadoras”. Especialmente enriquecedor es el intercambio de experiencias entre el alumnado mediador con experiencia y aquellos que acaban de incorporarse al proyecto.

- Sesiones de formación: suelen tener lugar durante el mes de febrero, adaptadas al nivel y módulo correspondiente.

- Acampada de mediación, en plena naturaleza, en la que no sólo se comparte la valoración del proyecto sino el intercambio de inquietudes, sugerencias y propuestas de mejora.

- Acto de clausura de mediación, en el que se hace entrega de los diplomas al alumnado que acreditado su labor en el proceso.

 C/ Divulgación del Proyecto.

En estos años, especialmente desde el momento en el que se nos concede el Primer Premio Nacional de Convivencia – Buenas Prácticas- por el M.E.C, nuestra presencia ha sido requerida en numerosos centros educativos, Instituciones, C.E.P.s, Universidad y demás organismos, con la finalidad de transmitir nuestra experiencia.

 D/ Publicaciones:

El proyecto ha permitido publicar dicha experiencia a través de numerosos artículos, entrevistas y libros. Especial mención merece el libro: "MEDIACIÓN EN LA PRÁCTICA, manual de implantación de un servicio de mediación escolar".

 

4.  RESULTADOS CONCRETOS DEL PROYECTO.


En estos momentos hay 5 grupos dentro del equipo de mediación; cada uno con sus funciones claras; su formación y su compromiso:

1. Mediadores/as de Aula: es el primer contacto con la mediación. Se forman básicamente en valores; en bullying; son introducidos/as al conflicto y su tratamiento; trabajan en la expresión de sentimientos y en la empatía.

2. Mediadores/as entre Iguales (I): son los alumnos/as encargados/as de solucionar los conflictos a través del diálogo, de la comunicación, de la cooperación, del respeto mutuo, de la empatía…

3. Mediadores/as entre Iguales (II): son los responsables de solucionar los conflictos más complejos; son los expertos en mediación.

4. Tutores/as personales: su principal función es la de modelo del alumno/a al que tutoriza; son su acompañante; su asesor/a; quien les escucha; les anima con los estudios, etc…

5. Mediadores/as en el Banquillo: este grupo nació el año pasado, al encontrarnos con muchos chicos y chicas de un comportamiento no adecuado, pero que querían formar parte del equipo de mediación.

Por último, un grupo sobre el que se está trabajando en la actualidad de manera prioritaria lo constituyen los llamados “Ayudantes de convivencia”, ellos son nuestro gran reto, sobre los que invertimos hoy en día nuestras mayores fuerzas y energía. A este grupo pertenecen alumnos y alumnas con unas características muy concretas, pues pueden tener conductas disruptivas en el centro, o un comportamiento no demasiado correcto ni adecuado. Suelen estar carentes de habilidades sociales; no tienen modelos muy positivos que seguir; algunos tienen mucha falta de autoestima e incluso sufren de soledad.

También, a partir del curso 2009/10, se ha puesto en marcha un programa de “Familias Mediadoras”, con un proceso de concienciación, formación y puesta en práctica muy similar al seguido con el alumnado. Surgió a demanda de las propias familias y cuenta con la supervisión de profesorado voluntario.

Los objetivos son difuminar las prácticas de resolución de conflictos entre iguales mediante la mediación a las familias pertenecientes a nuestra comunidad educativa.

 

5.  PROBLEMAS ENCONTRADOS/ENSEÑANZAS ADQUIRIDAS.

 

Todos los proyectos requieren de agentes dinamizadores, sin duda. La permanencia del profesorado en el centro educativo hace que la bondad de dichos proyectos quede asegurada. Sin embargo, la marcha de parte de dicho profesorado y la llegada de uno nuevo, por motivos laborales, hace que el proyecto pueda resentirse o fortalecerse.

El conocimiento de dicho proyecto, el voluntarismo, el posicionamiento ideológico en torno a la mediación entre iguales, requiere de un tiempo y una actitud, además de la necesaria formación.

Afortunadamente, el I.E.S. “Portada” (como se le conoce popularmente) tiene entidad propia, irradiando una “manera de trabajar” de relacionarse y de trabajar, que termina por atrapar al recién llegado. La mediación, la convivencia, sus soluciones, sus procesos democráticos, la calidad humana de su equipo docente, su implicación en el barrio,… son sus armas más valiosas para ello.

6.  VALOR AÑADIDO DEL PROYECTO.


El proyecto ha contribuido a la mejora del clima escolar de convivencia del centro.

Dicha cultura era y es el objetivo número uno de esta experiencia; objetivo sin duda alcanzado. Y junto a éste, o dentro de éste, nos marcamos también otros objetivos a alcanzar, entre los que destacamos:

  • Resolver pacíficamente los conflictos
  • Facilitar la comunicación y el entendimiento de las partes en conflicto
  • Disminuir la aplicación de medidas sancionadoras
  • Mejorar las relaciones interpersonales
  • Fomentar un clima de diálogo y de paz en la comunidad educativa
  • Desarrollar una actitud reflexiva y crítica en el alumnado
  • Fomentar la participación activa del alumnado
  • Conseguir un clima de respeto y aceptación de las normas de convivencia
  • Tomar conciencia colectiva

Hoy en día seguimos trabajando en todos y cada uno de estos objetivos; profundizando en ellos; intentando alcanzar niveles de reflexión más elevados; analizando ventajas y dificultades encontradas y fomentando todos aquellos referidos a la Cultura de Paz.

Hablar de una Cultura de Mediación en nuestro centro, ya que ésta es parte fundamental de él. Actualmente, un 10 % de nuestro alumnado participa activamente de la mediación; unos 100 casos de mediación son tratados anualmente como opción de resolución de sus conflictos; el profesorado cada vez se involucra más y más en la experiencia; las familias se sienten muy satisfechas de que sus hijos e hijas participen de esta medida...

Y seguimos marcándonos objetivos más concretos, objetivos tales como:

  • Colaborar en la integración del alumnado que se encuentre marginado, excluido o aislado (ya sea por razones de religión, cultura, costumbres, ideas, características físicas, cambio de centro…): ACOMPAÑANDO.
  • Poner especial atención a aquellos casos que generan conflicto y acoso escolar referidos a la violencia de género, racismo, xenofobia, homofobia y discriminación por discapacidad. Intervenir dentro de las posibilidades de cada situación en concreto: ERRADICANDO.
  • Extender la cultura de Mediación a los hogares del alumnado; hacer que sus padres, madres, hermanos y demás familiares participen de manera más activa: CREANDO CULTURA PACÍFICA.

 

 

Suscríbase

Envíenos su dirección de email y recibirá toda la actualidad de nuestra revista.

Enviar
© Copyright 2011 | Fundación Pública Andaluza “Centro para la Mediación y Arbitraje de Andalucía”  | Aviso Legal y Política de privacidad | Contacto